Inicio

Boca seca: causas y soluciones - Clínica Dental Pablo Fos

La boca seca es una de las afecciones que podemos encontrar relacionadas con nuestra salud bucodental. Aunque, a priori, no es algo grave, sí es cierto que puede entorpecer tu calidad de vida y, por eso, queremos ponerle solución. Desde la Clínica Dental Pablo Fos, vamos a hablarte a algunas de sus principales causas, así como las soluciones que podemos encontrar desde nuestra visión. ¡Vamos a por ello!

¿Por qué es importante la saliva?

La saliva cumple, sin duda, una función primordial en nuestra salud. Entre sus funciones básicas, encontramos la de prevenir la caries dental o la de ayudarnos a cicatrizar cuando somos intervenidos en la boca o tenemos alguna herida. Asimismo, limita el crecimiento bacteriano y puede eliminar las partículas de comida. Es una pieza clave en nuestra salud bucodental y no debemos menospreciarla.

Cuando decimos que una persona sufre de boca seca, el motivo principal es que la cantidad de saliva que genera disminuye. ¿Pero por qué ocurre esto y qué consecuencias puede acarrearnos? ¡¡Sigamos!!

Síntomas de la boca seca

Entre los principales síntomas de la boca seca, encontramos los siguientes:

  • Sensación pegajosa y seca en la boca
  • Viscosidad en la boca
  • Dificultades para masticar, tragar, degustar o hablar
  • Sensación de ardor en la boca
  • Sensación de sequedad en la garganta
  • Labios resecos
  • Lengua seca, áspera y con surcos
  • Llagas en la boca
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Infecciones en la boca

En definitiva: tu boca no es como era antes.

Causas de la boca seca

Por otro lado, entre las principales causas de la boca seca, encontramos:

  • Uso y toma de determinados medicamentos. Este es uno de los principales efectos secundarios de muchos medicamentos.
  • Envejecimiento. Cuanto más mayores somos, más probabilidad de sufrir de boca seca.
  • El consumo de tabaco, alcohol y drogas duras también puede ocasionar este tipo de afección.

¿Qué podemos hacer para evitar la boca seca? Realmente, existen medicamentos que estimulan la creación de saliva, pero eso es función de tu médico considerar si debes o no tomarlo. Asimismo, otras opciones es cambiar aquello que te produce la sequedad, usar productos para humectar la boca y proteger tus dientes para prevenir problemas en ellos. ¡Hasta pronto!